El Secreto del Té Chino

 

China es el país donde se origino el té, según la leyenda popular china, el descubrimiento del té fué una maravillosa coincidencia.Su descubrimiento se atribuye al erudito emperador chino Shen Nung, quien durante su mandato ordenó como obligatorio hervir toda el agua destinada para el consumo humano. Un día, mientras descansaba a la sombra de un árbol de té silvestre, una ligera brisa de verano agitó las ramas del árbol, desprendiendo varias hojas de sus ramas. Por buena fortuna, las hojas cayeron en el agua que estaba hirviendo. La infusión adquirió entonces un aroma agradable, que despertó la curiosidad del monarca por probar tal mezcla. La bebida, deliciosamente refrescante y reconstituyente, le cautivó instantáneamente.

China ocupa una posición de liderazgo en la cultivación, fabricación y consumo de té. Actualmente se cumplen cinco mil años desde su descubrimiento. Al principio, las personas hacian el té fresco cociendo las hojas en agua caliente hasta obtener una sopa que posteriormente almacenaban. Más tarde mejoraron el proceso secando y consevando las hojas de té. A partir de este momento surgieron seis variedades principales junto al tradicional té verde. El té chino fue popular desde las dinastías Tang (618-907) y Song (960-1279), su florecimiento se ha extendido hasta la época actual. El aroma del té, que a veces es ligero o cargado, tiene un sabor amargo al principo con un final dulce, el cual ha persistido hasta ahora pasando una larga historia.

El té es la bebida favorita de los chinos, principalmente por sus propiedades beneficiosas. En China, existe toda una cultura de beber té que no responde únicamente a una costumbre, sino que va más allá: es una manera de mantener la salud.

No es extraño pasear por las calles del país y cruzarse con chinos llevando un termo de té caliente en la mano, especialmente adultos y mayores. Incluso se puede pedir agua caliente en cualquier establecimiento para rellenar el termo y te la proporcionarán de manera gratuita. Además, China cuenta con una amplia variedad de té, entre la que destaca, sobre el resto, el té verde, que se obtiene del secado natural de las hojas del árbol de té. Para los chinos, el té verde resulta mucho más saludable que el té negro, además de que ayuda a disminuir el colesterol, bajar de peso y prevenir diversas enfermedades. China es el segundo mayor productor de té del mundo después de la India, donde beber té es otra de las costumbres indias por excelencia.